Murió Amadeo Carrizo, un ícono de la historia de Millonarios y River.

A los 93 años falleció el mejor arquero del siglo XX.

Foto: MundoMillos. Com

Por: Carlos Sanchez | 20-03-2020

Amadeo Raúl Carrizo, falleció a los 93 años en Belgrano, luego de luchar contra un cáncer, había nacido un 12 de junio de 1926, Falleció hoy. Tarzán! El hombre de Rufino, Santa Fe. El mejor arquero de la historia de River. Amadeo Carrizo, atajó 23 años en el más grande y consiguió 9 títulos.

El histórico arquero se encontraba internado hacía tiempo en el Sanatorio Zabala. Muchos dicen que fue el mejor arquero de la historia, ídolo y emblemático de River.

Amadeo Carrizo, ostentaba el récord de más presencias con la casaca del Millo (521). En 2011, como reconocimiento, el Senado puso al 12 de junio (su cumpleaños) como día del arquero.

Amadeo jugó en River entre 1945 y 1968, 551 partidos, 9 títulos, segundo con más presencias después de Mostaza Merlo (563). En Millonarios de Colombia, jugó entre 69-70, 53 partidos. Con la Selección Argentina estuvo entre 1954-64, con 20 partidos, campeón Copa de las Naciones, además fue DT del Once Caldas de Manizlales.

Cortesía Estadisticas River Plate

 

Debutó bajo los tres palos del Monumental en 1945 cuando tenía 19 años y ese fue el primero de sus 552 partidos en defensa del arco millonario, al que mantuvo 184 veces con la valla invicta y en el que recibió 618 tantos. Allí se ganó para la eternidad el apodo de Tarzán por sus envidiables reflejos y una tenacidad admirable. 

Después de su brillante trayectoria, el club de Núñez lo nombró presidente honorario en 2013 y desde 2008 el sector inferior de la platea Belgrano lleva su nombre. En su honor, en cada aniversario de su nacimiento se conmemora el "día del arquero argentino" por decisión del Senado.

Luego de su partida de River a fines de 1968, Carrizo también tuvo su ciclo en Millonarios de Colombia. Allí disputó 60 encuentros hasta 1970 antes de colgar los guantes, una parte de la indumentaria que justamente él fue pionero en instalar entre sus colegas del fútbol local.

Cortesía River Plate.

Su paso por la Selección Argentina también fue importante, donde disputó 22 cotejos. Con la celeste y blanca, el Mundial de 1958 y el 'Desastre de Suecia' -el 1-6 ante Checoslovaquia- le dejaron una huella imborrable, aunque luego pudo redimirse con el título en la olvidada Copa de las Naciones de 1964 en Brasil.

Cortesía River Plate.

Aunque como entrenador no tuvo demasiado éxito entre Deportivo Armenio (1972) y Once Caldas (1973), su etapa de jugador le dejó un palmarés de 10 títulos oficiales. Se fue una leyenda que River, el fútbol y el deporte argentino recordarán para siempre

Autor de la noticia

Carlos Sanchez